Cómo es la liposucción ultrasónica láser

La liposucción es un tratamiento láser que consiste en reducir las posibilidades de sangrado en el cuerpo por consecuencia de una operación quirúrgica. Las cánulas de una liposucción se introducen en la piel, donde aspiran a través de un sistema vacío de grasa. Este tratamiento puede efectuarse con anestesia general sin necesidad de usar bisturí.

En una cirugía por lo general las cicatrices miden entre 4 y 3 centímetros, a diferencia de una operación ultrasónica que no hace el uso de un bisturí y que apenas las cicatrices son poco visibles. Independientemente de que te hagas cirugías en diferentes zonas, esta no ocasiona molestias y llevan un promedio de 6 meses hasta que desaparezca de la zona de hinchazón.

¿Qué es la liposucción ultrasónica?

Podría precisarse como un procedimiento de ondas ultrasónicas que tiene el fin de licuar la grasa en ciertas zonas especificas de nuestro cuerpo, entre ellas podemos mencionar las mamas o espaldas como las partes que almacenan más grasa en nuestro cuerpo. Como objetivo de este procedimiento tenemos la realización de una operación segura sin precedentes.

La liposucción ultrasónica se introduce a través de la piel hasta alcanzar el tejido seboso, esta zona cuenta con un sistema de grasa localizada conforme a la anatomía del paciente. Donde gracias a la operación láser sin bisturí son mínimas molestias que con un aproximado lapso de 6 meses tienden a desaparecer.

¿En qué consiste este procedimiento?

La técnica aplicada en una liposucción consiste en la utilización de una onda ultrasónica con 22.500 hercios, esta frecuencia tiene como trabajo aspirar la célula grasa. Muy importante destacar que este procedimiento es totalmente seguro y no hace ningún daño a nuestra piel, por este tipo de técnica se le considera un tratamiento seguro e infalible.

Una vez se dé por finalizado el tratamiento, se podrá proceder a hacer una revisión de irregularidades en nuestra piel, y poder cerciorarnos que se adapte perfectamente a los nuevos cambios. Este tratamiento está dirigida al público en general y para aquellas personas que no se encuentren a gusto con su cuerpo y deseen realizarse un tratamiento satisfactorio sin complicaciones.

Liposucción ultrasónica sin cirugía

La liposucción ultrasónica sin cirugía incluye un procedimiento que no lleva una cirugía tradicional, la cual es beneficioso para aquellas personas que tienen pavor al bisturí. Una cirugía tradicional lleva un riesgo a la salud en algunos casos hasta la vida, es por eso que este nuevo método de cirugía ultrasónica como un modo más seguro y confiable.

Esta técnica cuenta con un tratamiento ultrasónico muy avanzado que tiene como función penetrar la profundidad necesaria de la piel, las ondas provocan que nuestras células adiposas que tenemos almacenadas se conviertan completamente en líquida. Esto hace su disolución sea más fácil y poder drenarlo a la hora de orinar.

¿Funciona la UAL?

Este tratamiento es uno de los avances de la ciencia de los últimos años, la cual se encuentra muy solicitada por personas que se le dificulta bajar de peso. Esta terapia ayuda a eliminar la grasa de ciertas partes de nuestro cuerpo como: abdomen, caderas, muslos. Lo cual se recomienda realizarse esta cirugía láser antes que otros métodos.

Sus procedimientos que son de un nivel avanzado, debido a que existen zonas que solo buscamos bajar unos kilos de más, y gracias a este tratamiento podremos tener resultados óptimos. La tecnología que realiza estos procedimientos son equipos de última generación, cada procedimiento que realiza la UAL siempre es muy minucioso.

Recuperación y cuidados

Debes tener en cuenta que la cirugía ultrasónica, requiere un proceso postoperatorio que después de un tratamiento debemos seguir. Se trata de un procedimiento que no incluye cirugías, aun así, tiene una gran complejidad que debemos de seguir para llevar una correcta recuperación.

Los cuidados de este tratamiento suelen ser un poco menos tradicionales, debido a que nos reducen el riesgo de sangrado en mínimas cantidades con el fin de poder eliminar la grasa en la parte deseada gracias a este tratamiento. La intervención medica es mínima por que los resultados suelen mostrarse desde la primera sesión sin afectar tu vida bajo ningún concepto.

¿Existen riesgos?

Aunque se trate de un tratamiento ultrasónico que nos brinde buenos resultados, también cuenta con riesgos poco comunes. Debes tener en cuenta que nuestra recuperación es muy importante después de cada sesión, pues si no seguimos las indicaciones médicas podremos tener resultados fatales que nos pueden hacer pasar malos ratos.

La pérdida de fluido, las infecciones y las acumulaciones de fluido son problemas que nos ponen en riesgo si no seguimos en orden nuestra recuperación. Mantener el cuidado de nuestra salud es algo de primera necesidad, solo así podremos evitar tener reacciones negativas después de una cirugía ultrasónica.

Conclusión sobre la liposucción ultrasónica láser

La liposucción ultrasónica tiene procedimientos que consisten en evitar el sangrado después de una sesión de trauma quirúrgica. Esto se inyecta debajo de la piel donde aspira la grasa que se encuentra en la zona aplicada. También se puede tratar las sesiones con anestesia local, de esta forma podamos evitar el dolor causado de las cicatrices, aunque ellas midan menos de un centímetro resultan una molestia.

Esta innovadora cirugía es una alternativa para aquellas personas que les tienen pánico a las cirugías plásticas, según expertos este tratamiento mantiene la elasticidad de nuestra piel, eso quiere decir que no causara daño alguno. Las indicaciones recomendadas para este tratamiento es seguir las sesiones de principio a fin para obtener los resultados deseados.

Esta cirugía ultrasónica se puede practicar en personas que no sufran problemas cardiacos, diabetes o vicios como el tabaco. Todo paciente recibirá un estudio general antes de una cirugía, con el fin de determinar si es apto o no. Si te encuentras haciéndote una cirugía recuerda evitar el alcohol y la nicotina.

Generalmente se pasa por un tratamiento previo, donde podrás descartar problemas de hernias o nosología intrabdominal, estas son efectuadas con frecuencia en nuestro abdomen para prevenir que el paciente tenga molestias. Un procedimiento puede llegara costar entre 1.927 € y 2.191 €.

Como recomendación deberás de asistir a un médico para precisar un consejo profesional.

Deja un comentario!