Liposucción antes y después

Someterse a una liposucción es una decisión importante que debe tomarse estando consciente de todo lo que conlleva. Por eso, las personas deben familiarizarse con este procedimiento quirúrgico antes de someterse a él. Una vez que los individuos son operados, existen otros conocimientos que deben adquirir para tener una buena recuperación.

Cosas a saber para una liposucción antes y después

El sobrepeso es un factor que influye de manera negativa en la vida de las personas que lo padecen. Por eso, es comprensible que los individuos recurran a distintos métodos para contribuir a la pérdida de peso corporal. La liposucción es una de las opciones quirúrgicas que tienen a su disposición las personas que padecen obesidad.

Antes de decidir optar por este procedimiento, es necesario que los individuos se informen al respecto. Existen conocimientos sobre la liposucción antes y después de los cuales deben estar conscientes los pacientes. Esa clase de información resulta muy útil para quienes han pasado por una liposucción o piensan realizarse una.

Antes

La presencia de nervios ante la necesidad de someterse a un proceso quirúrgico es una respuesta natural del ser humano. Informarse sobre el perfil del paciente indicado para una liposucción permitirá que las personas se identifiquen o no. De ese modo, tendrán una idea de si necesitan o no someterse a ese tipo de cirugías.

Conocer las contraindicaciones es vital para evitar enfrentar peligros al someterse a una liposucción. Por otra parte, aprender sobre la técnica empleada en el proceso puede dar tranquilidad. Además de ello, estar plenamente conscientes de los riesgos que implica la liposucción antes y después también es importante.

Técnica empleada

Existen distintos tipos de liposucción que se clasifican de acuerdo a la técnica empleada en cada caso. La zona donde será realizado el proceso, las preferencias del médico y los objetivos del paciente influyen en la elección de la técnica. Generalmente, el proceso se realiza mediante la aplicación de una solución en la zona a trabajar.

De ese modo, los tejidos grasos se despegan, facilitando así la aspiración o extracción de los mismos mediante micro vibración. En otros casos, se usa el láser o un ultrasonido para llevar a cabo la aspiración de la grasa. Independientemente de la técnica elegida, la liposucción contribuirá a la disolución y la extracción de grasa.

Perfil del paciente indicado

Los pacientes que pueden someterse a un proceso de liposucción antes y después deben cumplir con ciertas características. Por ejemplo, la cirugía está indicada en casos donde la grasa acumulada está en zonas donde deforman la figura. La liposucción se efectúa cuando la dieta y el ejercicio no son una opción para el paciente que desea quemar grasa.

Es necesario que el paciente haya cumplido la mayoría de edad. También se requiere de una espera de 8 meses si se trata de una mujer que paso por un embarazo. Al hablar de piel, es preferible realizar una liposucción si esta es elástica y tersa. Eso se debe a que ese tipo de piel podrá amoldarse sin problemas a la liposucción antes y después.

Contraindicaciones

Contrario al cumplimiento del perfil ideal del paciente que se someterá a liposucción, hay personas a las que se les contraindica. Quienes no tienen control de su salud no deberían someterse a este tipo de procedimiento quirúrgico. Eso se debe a que es probable que esta clase de individuos pierdan los resultados obtenidos con el proceso.

Las personas que padecen de enfermedades crónicas tampoco pueden someterse a un proceso de liposucción antes y después. Quienes sufren de alteraciones en su proceso de coagulación se encuentran dentro del grupo de pacientes contraindicados de liposucción. Consultar con un médico profesional es esencial para que este determine si la cirugía es o no apropiada.

Riesgos

Todos los procesos quirúrgicos suponen riesgos por eso es bueno investigar los peligros de la liposucción antes y después. Entre los peligros que pudieran o no presentarse están la infección, el sangrado y las reacciones negativas relacionadas con la anestesia. Por otra parte, está la probabilidad de que se formen coágulos en la zona tratada o sea lesionada con la cánula.

Para que se reduzcan las probabilidades de que se presenten complicaciones, las personas deben acudir a un cirujano experto. El centro y el equipo médico que se eligen para la cirugía poseen gran influencia en la disminución de riesgos. Por ese motivo es esencial que las personas solo confíen en los cirujanos plásticos expertos calificados para ello.

Después

Hay una gran variedad de cuidados que deben seguir los pacientes que se han sometido a una liposucción antes y después. Esos cuidados inciden de manera directa en la recuperación pronta y adecuada de cada paciente. En caso de no seguir las instrucciones médicas en una liposucción antes y después, las personas pueden sufrir complicaciones.

Las indicaciones a seguir incluyen un estricto reposo y consejos relacionados con el ejercicio y la dieta posteriores. La persona tendrá que estar dispuesta a modificar sus hábitos de vida para conservar la figura obtenida. Después de la cirugía, será más sencillo que el paciente sea capaz de obtener el cuerpo que desea.

Reposo

El reposo que debe realizar la persona sometida a una liposucción es obligatorio. Después de la operación, el médico indicara un reposo total durante 24 horas. Al segundo dia, el paciente sometido al procedimiento puede higienizarse pero evitando que el agua presente temperaturas elevadas. La duración de las duchas debe ser breve y es preferible que el agua esté a una temperatura templada.

Transcurridos dos días de la operación, quizás se le recomiende al paciente que intente comenzar a caminar en intervalos de tiempo. La incorporación de la persona a su rutina laboral suele permitirse después de 2 o 3 semanas posteriores. Claro está, la evolución en la recuperación de cada paciente como individuo determinará los pasos a seguir.

Dieta

Cambiar los hábitos es importante para una liposucción antes y después para que se obtengan los resultados deseados. El paciente no puede seguir alimentándose de la misma manera que solía hacerlo, ya que la grasa volvería a aparecer. La dieta a seguir debe contener verduras y frutas para que esta sea equilibrada y saludable.

La ingesta de carbohidratos simples, grasas saturadas y azúcar debe disminuirse de manera considerable. Con el propósito de tener mejor asesoramiento, los pacientes pueden acudir a un nutricionista especializado.

Ejercicio

Comenzar a hacer ejercicio es un paso importante para quienes se han sometido a una liposucción. Durante las primeras semanas, el ejercicio debe ser leve, preferiblemente el paciente solo debería caminar. Evitar los movimientos bruscos y esfuerzos excesivos es necesario, al menos durante un tiempo determinado por el médico.

Deja un comentario!