Liposucción abdomen

La grasa que se acumula en el abdomen conlleva muchos riesgos para la salud y luce muy antiestética. Por esa razón, es comprensible que muchas personas estén interesadas en saber qué es la liposucción abdomen. Conocer los detalles de este procedimiento quirúrgico les permitirá a las personas decidir si se someten a él.

Liposucción abdomen: ¿En qué consiste?

La acumulación de grasa en la zona del abdomen es bastante común en las personas con sobrepeso. El proceso quirúrgico que reduce la grasa de esa zona es conocido como liposucción abdomen. Dependiendo de la condición en la que se encuentra el paciente, una liposucción de esta clase puede ser suficiente.

En casos de mayor gravedad, la liposucción del abdomen se complementa con otros procedimientos quirúrgicos para obtener los resultados deseados. Al final, el proceso pretende eliminar los cúmulos antiestéticos de grasa para que la persona luzca un abdomen plano. Sin duda, las personas se sienten aliviadas al poder conseguir un mejor cuerpo con este método.

Tipos distintos de liposucción en el abdomen

Los avances en la tecnología han permitido la invención de tratamientos quirúrgicos que reducen o eliminan la grasa corporal. Por ese motivo, no es de extrañar que existan diversas técnicas aplicadas a la realización de liposucciones abdominales. Conocer los métodos empleados y poder distinguirlos resulta muy útil.

Esto sucede sobre todo en el caso de quien está pensando someterse a un proceso de esa clase. Las técnicas a detallar son las siguientes: Húmeda, tumescente, con láser y con ultrasonido. Elegir la técnica a usar buscando el asesoramiento de un cirujano plástico profesional es esencial para que el proceso sea exitoso.

Húmeda – Un tipo de liposucción abdomen

La liposucción abdomen húmeda consiste en la introducción de solución salina de baja temperatura con epinefrina. De esa manera, la grasa se reblandece, facilitando así su extracción a través de un proceso de aspiración.

Tumescente

La técnica tumescente es similar a la húmeda debido a que también se introduce líquido en el abdomen. Sin embargo, en estos casos, la cantidad introducida de líquido puede ser igual o ser mayor a la grasa. Por ello, se toma muy en cuenta cuál es el volumen de la grasa que se desea extraer.

Ultrasonido

El método que emplea el ultrasonido consiste en la aplicación de vibraciones ultrasónicas. Dichas vibraciones pueden ser aplicadas bajo la piel o sobre la misma. Estas ondas pretenden licuar la grasa para luego facilitar su extraccion.

Láser

La liposucción en el abdomen puede producirse mediante el uso de un láser especial. Al usar el láser mediante una fina cánula, la grasa se rompe y se licua. En comparación con otras técnicas, esta no permite la eliminación de un gran volumen de grasa en el cuerpo. Por eso, generalmente, este método no es empleado en muchos casos de sobrepeso.

Características del paciente que puede someterse a una liposucción abdominal

Quienes están considerando someterse a una liposucción de tipo abdominal deben evaluar si cumplen con el perfil de un paciente. No todas las personas con sobrepeso tienen las condiciones óptimas para experimentar los beneficios de esta cirugía. Determinar las características que debe presentar el paciente que puede experimentar este procedimiento es útil y necesario.

  • Peso corporal dentro de los límites normales.
  • Buena calidad de piel que posee poca o ninguna flacidez ya que incide en la capacidad de retracciones.
  • Tener grasa acumulada en la parte externa, no grasa visceral.
  • Deseo de obtener una apariencia más firme dentro del area abdominal.

<h4Proceso de realización de una liposucción abdominal

Conocer el proceso de realización de una liposucción abdomen puede ayudar a las personas a estar más conscientes. De ese modo, se sentirán menos intimidadas por tener que pasar por ese procedimiento quirúrgico. La intervención se realiza bajo los efectos de la anestesia general debido a la complejidad del proceso en zonas sensibles.

La aspiración esencial de la grasa se efectúa a través de finas cánulas que se conectan con un sistema especial. Las incisiones realizadas para introducir las cánulas son de pocos milímetros y la aspiración se realiza bajo sumo cuidado. De esa manera, se evita la formación de depresiones u ondulaciones en la piel para que luzca firme.

Cuidados postoperatorios de la liposucción en el abdomen

El nivel de complejidad que caracteriza a la liposucción abdomen incide en que los cuidados postoperatorios sean vitales. Los cuidados abarcan las áreas de medicación, fisioterapia, alimentación y actividad física. Claro está, el equipo médico profesional es el encargado de dictaminar con exactitud las instrucciones que debe seguir el paciente.

Al seguir los consejos dados por los profesionales de la salud, el paciente evita los efectos secundarios perjudiciales. Por esa razón, es de vital importancia que las personas conozcan lo que deben hacer y respeten esas instrucciones.

Fisioterapia

La aparición de hematomas es normal debido al volumen extraído de grasa, generalmente desaparecen entre las 2 o 3 semanas posoperatorio. De la misma forma, es natural que aparezca un edema, este será reabsorbido lentamente en 2 o 3 meses. Al mismo tiempo, la piel en algunas zonas puede presentar una apariencia acorchada, permaneciendo hipersensibles o insensibles.

Por esas razones, la fisioterapia acompañada de drenaje manual linfático y masajes es un cuidado postoperatorio. Esto contribuirá a que el proceso de recuperación sea más llevadero y se perciban los efectos beneficiosos de la cirugía.

Si quieres saber un poco más o obtener mas información puedes visualizar el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=7vq7boOExqw

Deja un comentario!