La Lipoinyección Glútea Un Método Para Aumentar los Glúteos

Los seres humanos en la vida actual tienen la imperiosa necesidad de verse bien físicamente, por un lado para sentirse mejor con su apariencia y por el otro para proyectar ante la mirada de otros la figura que desean.

Es por este motivo que recurren a todos los medios que se encuentran a su alcance para modelar su cuerpo, de tal manera que se sientan satisfechos con él. Sabemos que una alimentación adecuada y ejercicios ayudan en este propósito; pero no todos tienen la constancia y dedicación que se requiere para obtener los resultados que les permitan reformar muchas de las partes de su cuerpo con este método.

Con respecto a dichas partes, los glúteos son considerados como una de las áreas más importantes a destacar en su físico; ya que permiten dar armonía a toda su figura, proporcionándole curvas firmes y bien tonificadas, que puedan verse bien con cualquier ropa que sea empleada.

¿Qué son Los Glúteos?

Los glúteos son una parte esencialmente muscular del cuerpo humano, que se encuentra dividida de la siguiente manera:

  • Glúteo Mayor: ubicado en la parte posterior de la pelvis, corresponde al músculo de mayor volumen en esta área.
  • Glúteo Medio: está conformado por la parte lateral de la pelvis, de músculo corto, pero que permite dar forma a todo el perfil de esta área.
  • Glúteo Menor: es el que permite dibujar el contorno de la cadera y donde se acumula más grasa.

Esta área glútea es una de las zonas del cuerpo que suele ser difícil de desarrollar mediante la realización de ejercicios, aunque es la forma más natural y que además beneficia a todo el cuerpo manteniéndolo saludable.

Afortunadamente, en aquellos casos donde ya se ha probado esta manera de tonificar los glúteos, pero no se han podido alcanzar los resultados, se presenta dentro de las cirugías estéticas lo que es conocido como Lipoinyección Glútea; que consiste en la aplicación de grasa mediante una inyección, en aquellas áreas que necesitan ser tonificadas, a gusto de cada paciente.

Lipoinyección Glútea

¿Qué tipo de operación es?

La Lipoinyección Glútea es un tipo de cirugía mediante la cual se extrae la grasa del paciente, empleando un procedimiento denominado liposucción, el cual es realizado la mayor parte de las ocasiones en áreas como los muslos, espalda o abdomen, donde suele haber exceso de ella.

Luego, esta grasa es sometida a un proceso especial de purificación, de manera que pueda ser nuevamente incorporada al organismo del paciente mediante una inyección en sus glúteos, ya que es el lugar donde desea contar con mayor volumen, otorgándole forma y proporcionándole belleza a esta importante área del cuerpo humano.

Cualquier persona que cuente con una condición física saludable, puede solicitar este tipo de operación estética; pero es además recomendable que cuente con suficiente grasa corporal sobrante en alguna de las áreas anteriormente mencionadas, ya que es requerida para el éxito de todo el procedimiento.

¿De qué zona del cuerpo se saca la grasa?

La lipotransferencia es un método estético que permite, por así decirlo, quitar la grasa donde sobra y añadirla donde falta. Siendo en el caso de los glúteos, un tipo de operación donde se pueden necesitar hasta dos litros de esta grasa.

Básicamente la grasa se puede extraer de algunas áreas del cuerpo donde está acumulada en forma excesiva, como suele ser el caso del abdomen, espalda o algunas partes de los muslos; y una vez purificada, se devuelve al organismo del paciente mediante Lipoinyección en sus glúteos.

Esto constituye un implante natural, que no produce rechazo, ya que el paciente está recibiendo su propia grasa; aunque se debe destacar, que no siempre se puede controlar el hecho de que la grasa se quede con el tiempo en donde es inyectada, debido a la reabsorción del propio organismo.

Sin embargo a nivel de los glúteos, por contar con mucho músculo, suele mantenerse generalmente en su posición al menos en un 90% de los casos.

Método quirúrgico de la Lipoinyección Glútea

El método de Lipoinyección Glútea se inicia a través de una liposucción aplicada al paciente; esta es una intervención quirúrgica que permite extraer la grasa acumulada en determinadas zonas de su cuerpo, bajo anestesia que puede ser tanto local, como epidural o general; consiste en introducir en el tejido adiposo una cánula especial, conectada a una máquina que aspira la grasa, en la región donde es insertada.

Luego se esteriliza la grasa mediante el centrifugado y se prepara para ser inyectada en los glúteos del paciente; para lo cual se realiza una incisión de tan solo un par de milímetros, que son suficientes para el ingreso de la cánula, mediante la cual se inserta la grasa.

El siguiente paso es modelar la aplicación de esta grasa, hasta rellenar todos los espacios y proveer una apariencia de volumen y contorno al área, de acuerdo con los deseos de cada paciente.

Una vez que se alcanzan glúteos bien redondos y contorneados, se dará por finalizada la cirugía, con la ventaja de que no quedarán cicatrices y además es de tipo ambulatorio, cuya ejecución no lleva más de un par de horas.

https://www.youtube.com/watch?v=j5xIDWSDnWM

Riesgos que genera

Cualquier alteración física realizada en el organismo, siempre puede estar asociada a la presencia de riesgos debido a la utilización de procedimientos quirúrgicos, bien por el hecho de extraer grasa mediante la lipoaspiración o de incorporarla en otro lugar del cuerpo donde no se encontraba, mediante la Lipoinyección glútea.

Cada paciente que desee someterse a este tipo de procedimiento, deberá estar consciente previamente de los posibles riesgos que puede correr; no obstante se trata de una operación estética, que generalmente es bien tolerada por la mayoría de las personas.

Entre las complicaciones que se pueden presentar, podemos destacar las siguientes:

  • Posibles sangrados o presencia de hematomas.
  • Daños a nivel de vasos sanguíneos, nervios o a nivel de los músculos.
  • Presencia de infección o quemadura sobre la superficie cutánea.
  • Lentitud en la cicatrización, falta de sensibilidad en las áreas tratadas, daños cutáneos evidenciados por necrosis, o muerte del tejido de la piel.
  • Acumulación de líquido, formando seromas, que generalmente se pueden presentar donde se han realizado alteraciones de tejido, mediante cirugías.
  • Posibles irregularidades del contorno de los glúteos con presencia de asimetrías.
  • Cuando el paciente es sometido a una anestesia local, epidural o general, esta puede ocasionar otras complicaciones en su organismo además de la manipulación de su cuerpo; por lo cual se pueden presentar: trombosis de venas a causa de la formación de coágulos sanguíneos, embolia pulmonar o complicaciones cardíacas.
  • De igual manera, algunas personas han manifestado reacciones alérgicas a muchos de los implementos utilizados durante el procedimiento quirúrgico, como es el caso de suturas, telas, pegamento, drogas tópicas calmantes o cualquier otro derivado de las sangre.

Cuidados Post-Operatorios

Cuando un paciente se somete a la realización de la Lipoinyección Glútea, debe tener presente el cumplimiento de ciertos cuidados una vez finalizado este procedimiento quirúrgico, como los que indicamos a continuación:

  • Una vez finalizado el procedimiento, el paciente se debe mantener boca arriba o de lado, para evitar la irritación del nervio ciático y la inflamación, esto durante las primeras horas.
  • Luego se comienza la deambulación del paciente, para facilitar la colocación de la grasa aplicada en sus glúteos.
  • Una vez en su casa, puede sentarse y bañarse, pero evitando mojar su cicatriz, mientras se encuentre aún con vendaje.
  • Luego de la intervención, se recomienda dormir boca abajo, evitando en lo posible apoyarse demasiado sobre los glúteos durante los primeros días post-operatorios, ya que los resultados suelen ser satisfactorios y visibles rápidamente.
  • Al quitar el vendaje, lo que puede ser del segundo al séptimo día, se deberá limpiar la herida con agua, jabón y aplicarle un antiséptico. Los drenajes generalmente son eliminados entre 24 y 72 horas luego de la intervención y de acuerdo con la intensidad del sangrado en el paciente.
  • Al séptimo día de la operación, se estarán retirando las suturas, con la colocación de un esparadrapo antialérgico que el paciente deberá llevar al menos durante unas tres semanas.
  • Se recomienda esperar al menos diez días para conducir vehículos y un mes para realizar ejercicios, evitando practicar aquellos que ejerzan fuerza sobre la musculatura de los glúteos o que impliquen gran flexión del tronco; para ellos se deberá esperar al menos un par de meses.

El tiempo postoperatorio luego de la realización de la Lipoinyección glútea, se considera el momento más molesto; ya que muchos pacientes experimentan dolor debido a la manipulación de la grasa que se ha realizado dentro de su organismo.

Algunas personas muestran dificultades para caminar, por lo cual necesitan contar con el apoyo de otra persona, al menos durante los primeros días. Pero a medida que pasa el tiempo, el dolor va cediendo y la persona retoma poco a poco su rutina diaria; muchos lo hacen ya a los siete días de esta intervención.

Recuerde que de sus cuidados depende en gran medida el éxito final alcanzado por la Lipoinyección Glútea; donde podrá contar con glúteos de aspecto natural y con mayor volumen, una forma atractiva, moldeada y lo mejor de todo es que le permitirá sentirse bien desde el punto de vista físico, aumentando con ello su autoestima.

Deja un comentario!