Frontoplastia, la cirugía para reducir el tamaño de la frente

La Frontoplastia es un tipo de cirugía que se realiza, en la mayoría de los casos, por razones estéticas a solicitud por parte del paciente; debido a que existen personas que cuentan con una frente que puede tener una apariencia desequilibrada; esto en comparación con el resto de su cara, por tal motivo buscan a toda costa, tener la oportunidad de mejorar su aspecto físico, y con ello sentirse mejor consigo mismos.

Mediante esta operación quirúrgica poco conocida y denominada Frontoplastia, se le brinda la oportunidad de educir o cambiar de manera general, toda la apariencia de su frente, para que con ello logren aumentar su autoestima, y obtengan una mayor proporcionalidad en su rostro.

Considerando en este sentido, que es posible que la apariencia de su frente se deba a una herencia genética; problemas de pérdida de cabello como en el caso de la alopecia o simplemente a raíz de haber sido expuestos a procedimientos quirúrgicos previos, que fueran necesarios tras haber sufrido algún accidente. Le invitamos a conocer con nosotros de qué se trata la cirugía estética de Frontoplastia.

Frontoplastia ¿Qué es?

Se trata de una cirugía que suele ser identificada como Frontoplastia Clásica o Endoscópica; que por otro lado suele ser además reconocida como un procedimiento quirúrgico mediante el cual, a base de alta tecnología, se puede eliminar una porción específica del cuero cabelludo, con la finalidad de descender la línea de inserción o comienzo del crecimiento del cabello, permitiendo con ello alcanzar la disminución del tamaño de la frente en general.

Básicamente, la Frontoplastia es realizada mediante la utilización de un aparato que cuenta con un cable conectado a una pequeña cámara, la cual transmite imágenes a una pantalla; permitiendo la realización de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo de la persona; específicamente en las áreas que abarcan su frente y en donde están ubicadas sus cejas; permitiendo a la vez, la posibilidad de eliminar las líneas de expresión, tanto frontales como perioculares.

Por lo antes expuesto, como parte de sus ventajas permite el rejuvenecimiento de todo el tercio superior y medio del rostro; donde además es posible lograr el reposicionamiento de los tejidos que se han caído, y con lo cual se han generado arrugas, bien como parte del proceso natural del envejecimiento o simplemente por ser consecuencia de muchos de los gestos expresivos frecuentes en el paciente.

cosmetology plastic surgery beauty concept

Motivos para realizarse una Frontoplastia

La Frente del ser humano es la parte superior de su cara, considerada como el área que se encuentra delimitada entre el borde superior de sus órbitas oculares y el punto donde comienza el nacimiento de su cabello, lo que se conoce como cuero cabelludo, que se presenta justamente entre ambas sienes.Los especialistas dentro del campo estético y físico, consideran que cuando la frente de una persona mide más de 6 centímetros, es posible que esto altere su equilibrio facial, restando atractivo en consecuencia, debido a que sobresale por encima de otros elementos como son los ojos, nariz o boca.Mientras que por otra parte, en el caso de las mujeres, contar con una frente demasiado ancha les da una cierta apariencia masculina, por lo cual evitan llevar el cabello recogido, o emplear flequillo con la finalidad de ocultar de alguna manera su frente.Contar con una frente demasiado ancha, puede ser un problema hereditario, surgir a causa de trastornos asociados con la pérdida de cabello o como consecuencia de alguna cirugía previa, realizada para corregir cualquier alteración física sufrida como parte de un accidente. Ante estas y otras causas, los pacientes cuentan con la Frontoplastia como alternativa para llevar su frente al tamaño deseado.Por tanto, la Frontoplastia es una cirugía indicada tanto para mujeres como hombres, que presenten una línea alta en el nacimiento de su cabello, frente demasiado amplia, o cejas muy bajas. Pero en general para todas aquellas personas que necesitan corregir el aspecto de su frente, para mejorar con ello la forma de su rostro de manera global.

Preparativos

Es primordial que todo paciente que desee corregir la apariencia física de su frente, se encuentre en perfecto estado de salud, pues con ello se garantiza su rápida recuperación y cicatrización de todo el procedimiento. Previamente, deberá contemplar una serie de pasos como los que se indican a continuación:
Realización de un historial por parte del cirujano, mediante el cual se tomen en consideración todos los posibles padecimientos que sufra el paciente, especialmente asociados con sus ojos, como es el caso de glaucoma, que es una alteración de la presión ocular; resequedad de los ojos, hipertensión, dificultades de cicatrización o cualquier otra patología asociada con la coagulación sanguínea.

El cirujano deberá conocer todas aquellas intervenciones de cirugía plástica que el paciente se realizó previamente, si fuera el caso; a fin de determinar si es apto o no, para la Frontoplastia.

Indicar al cirujano todos los medicamentos que está consumiendo en la actualidad, especialmente anticoagulantes.

Evitar la ingesta de alcohol y el consumo de alimentos que sean salados, a menos durante una semana antes de la cirugía, con la finalidad de evitar en lo posible, la retención de líquidos que genera hinchazón en la piel.

Si es fumador, deberá evitar el uso de cigarros, por lo menos un mes antes de la cirugía.

Acondicionar su cabello, para que presente la mayor laxitud posible, con la finalidad de poder trabajar adecuadamente en la línea de su nacimiento; en este sentido se aconseja sujetarlo con una coleta y darle movimiento, tanto hacia adelante como hacia atrás, durante dos semanas previas al procedimiento quirúrgico.

Procedimiento Quirúrgico

La Frontoplastia, como se ha comentado, se realiza con la finalidad de reducir el tamaño de la frente de un paciente; para lo cual se pueden llevar a cabo dos procedimientos diferentes en función de su tipo, por un lado tenemos la que se conoce como Clásica y por el otro, la que se ha mencionado como Endoscópica.

Frontoplastia Clásica

Es realizada mediante incisiones en la región que se encuentra por encima de la oreja y a lo largo de la parte superior de la sien; también en función de la línea del cabello, esto con la finalidad de ocultar cicatrices. Pero cuando el paciente sufre de calvicie, las incisiones se efectúan desde la mitad de su cuero cabelludo, a fin de que las marcas sean menos visibles.

El siguiente paso es levantar cuidadosamente la piel y tejido excesivo de la frente, con la finalidad de removerlo; considerando además que se verán alterados los músculos de la sien, con la finalidad de darles nueva formar, hasta lograr el aspecto deseado, elevando cejas y erradicando cualquier exceso de piel que sea necesario.

En esta operación quirúrgica estética, tanto en el caso de ser clásica, como cuando se trata de endoscópica; el procedimiento es bastante rápido, tomando generalmente una hora y media; siendo realizado a base de sedación del paciente junto a la aplicación de anestesia local, a fin de que no sienta ningún tipo de dolor.

Frontoplastia Endoscópica

Este tipo de cirugía ha reemplazado en muchos casos a la clásica, debido a que permite que todo el procedimiento se realice con la ayuda de un dispositivo invasivo conocido como endoscopio, mediante el cual se realizan pequeñas incisiones, que quedan completamente escondidas dentro del cuero cabelludo.

Su procedimiento se basa en la utilización de una pequeña cámara en forma de lápiz que es introducida a manera de endoscopia, mediante una abertura del cuero cabelludo, para la determinación de la condición de piel, músculo y tejido en el lugar.

Posteriormente, a través de otra incisión, se van levantando y removiendo los músculos de la frente, al igual que cualquier otro tejido que sea necesario para poder estirar el perfil de la frente. En lo relativo a las cejas, estas también son levantadas y mantenidas en su lugar, mediante la utilización de puntadas o clips metálicos, realizadas por encima de la línea de cabello.

Cabe destacar, que también se puede aprovechar esta cirugía para realizar elevación de cejas, corrección de párpados inferiores o superiores, levantamiento de mejillas o definir contorno de mandíbulas. Por lo que es posible que en este caso, la Frontoplastia sea parte de un conjunto de procedimientos adicionales, para realizar un rejuvenecimiento facial.

Riesgos de la Frontoplastia

Como toda operación quirúrgica, mediante la cual se originan cambios físicos en el organismo del paciente, la Frontoplastia puede acarrear posibles riesgos para el paciente tras su realización, los cuales no son usuales; pero de igual manera deben ser considerados, con la finalidad de que la persona, esté consciente de su posible incidencia, entre los cuales cabe mencionar:

  • Posible sangrado fuera de lo normal, debido a la capacidad de coagulación sanguínea, por parte del paciente.
  • Infección ocasionada por la falta de cuidados adecuados, durante la cicatrización del tejido, una vez realizada la Frontoplastia.
  • Presencia de moretones, no obstante que se irán retirando a medida que pasan los días.
  • Apariencia final de la frente del paciente, con falta de asimetría facial.
  • Cicatrices que permanecen visibles.
  • Falta de movilidad expresiva en la zona de la frente, con pérdida de sensibilidad o movilidad, debido a la manipulación de los tejidos y piel a nivel de esta área de la cara.

La mayoría de estas alteraciones suelen desaparecer durante el proceso definitivo de cicatrización, pero en caso de no ser así, es importante consultar oportunamente con su cirujano, a fin de dar seguimiento a la adecuada recuperación del paciente.

Cosas a favor sobre este procedimiento

La Frontoplastia es una cirugía que cuenta con una serie de ventajas para el paciente, especialmente por ser considerada una operación desde el punto de vista estético, mediante la cual se logran corregir muchos detalles relacionados con la apariencia de la frente de una persona, a fin de resaltar de manera general todo su rostro, por lo que se pueden nombrar entre su beneficios, los siguientes:

  • Los resultados obtenidos luego de la realización de esta cirugía estética, incluyen poder contar con una apariencia natural en la estructura de toda la cara.
  • No quedan cicatrices visibles, la mayoría de ellas desaparecen o quedan ocultas en el cuero cabelludo.
  • Se trata de un procedimiento para el cual no se requiere más de una hora, realizado de manera ambulatoria; por lo cual el paciente no requiere ser hospitalizado.
  • Con el beneficio de su técnica endoscópica, se garantiza al paciente una cirugía de alta tecnología, y con la realización de mínimas incisiones.
  • Los resultados, luego de una rápida recuperación por parte del paciente; incluirán el rejuvenecimiento evidente de su rostro, pues durante este procedimiento quirúrgico se eliminan también las arrugas presentes en el área de la frente, consideradas como líneas de expresión.

https://www.youtube.com/watch?v=lmXx4NRvY6s

Post-Operatorio

Los pacientes que se someten a la realización de la Frontoplastia, al igual que en la mayoría de las operaciones quirúrgicas; deben observar una serie de cuidados posteriores a la cirugía, ya que de ellos depende en gran medida, el éxito de este tipo de procedimiento estético, por lo cual le dejamos las siguientes consideraciones a tomar en cuenta:

  • El paciente regresa a su casa luego de realizada la Frontoplastia, lo que será en pocas horas después de la cirugía.
  • Se sugiere seguir una dieta alimenticia baja en grasa y muy rica en frutas, verduras y carnes magras; todo ello acompañado de la ingesta de abundante agua.
  • Mientras se encuentre en proceso de recuperación, se deberá evitar la exposición directa a los rayos del sol.
  • Es aconsejable que durante los primeros días, el paciente duerma boca arriba, con su cabeza más levantada, que el resto de su cuerpo.
  • También se le indicará la toma de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, para evitar la incidencia de infecciones o la presencia de dolor, los cuales serán oportunamente indicados por su cirujano.
  • El paciente puede retomar su rutina de vida acostumbrada al cabo de ocho días, teniendo cuidado de evitar los esfuerzos físicos o cualquier tipo de actividad que le pueda ocasionar algún golpe sobre su cara.
  • Generalmente sentirá la piel tensa y es posible que experimente picazón en las heridas, esto es un síntoma completamente normal, que cederá por sí solo, a medida que los tejidos vayan cicatrizando.
  • El cabello podrá ser lavado luego de las primeras 72 horas de realizada la Frontoplastia, sin emplear secador o tratamientos especiales para el peinado, al menos durante el primer mes; asimismo deberá tenerse cuidado especial a la hora de peinarse.
  • Otro de los síntomas normales es la falta de sensibilidad o adormecimiento en la frente; lo cual irá desapareciendo en la medida en que los tejidos vayan sanando.
  • De igual manera, de presentarse entumecimiento a nivel del rostro, con el paso de los días esta sensación desaparecerá y podrá contar con una apariencia completamente natural.

Deja un comentario!