Dermolipectomia y cirugía bariátrica: Alternativas quirúrgicas para la pérdida de peso

Existen casos extremos de obesidad en los cuales la única solución parece ser recurrir a una intervención quirúrgica. Por ello, es práctica que las personas tomen en cuenta las opciones que tienen a su alcance. La dermolipectomia y la cirugía bariátrica están entre los procedimientos más conocidos. Analizarlos uno a uno resulta orientador a la hora de tomar una decisión.

¿Qué es la Dermolipectomia?

“Dermolipectomia” es el término usado para un proceso quirúrgico en el cual se eliminan los excesos de piel flácida y de grasa. Esa intervención se produce tanto en la zona baja como en la parte media del abdomen. El término también aplica para las intervenciones en los glúteos, la cadera y el área lumbar.
Debido a eso, quien se somete a este procedimiento quirúrgico no solo consigue un abdomen plano. Además de ello, es posible que se perciba mayor volumen en los glúteos junto con un aspecto corporal muy estético. Quienes han intentado perder peso de diversas maneras sin obtener los resultados deseados, pueden optar por la dermolipectomia.

Objetivos de la dermolipectomia

Hablar de manera exacta de los beneficios que consigue una persona al someterse a una dermolipectomia es provechoso. Este tipo de información orienta a quienes están tratando de decidir qué proceso quirúrgico para perder peso es mejor. A nivel estético, la persona obtiene un abdomen plano, un ombligo más estético y la creación de una cintura.
Al mismo tiempo, podrá reformar sus glúteos para definirlos mejor, así presentarán una apariencia atractiva. El estiramiento de los muslos para formar una nueva contextura en todo el cuerpo es otro de los beneficios. Aquellos individuos que presentan dificultades en sentido físico y emocional por su peso se benefician al obtener esos resultados.

Procedimiento de una dermolipectomia ¿Cómo se hace?

Conocer el procedimiento a seguir durante la dermolipectomia contribuye a que las personas decidan someterse a ella. De la misma manera, consultar con un médico profesional sobre las dudas que se presentan provoca alivio. Hablando de forma muy general, es posible afirmar que el procedimiento está compuesto por 9 pasos.
El primer paso consiste en la localización de cicatrices y el segundo en la colocación de la anestesia. En tercer lugar, el profesional hará una liposucción asociada y en cuarto lugar, determinará la posición que tendrá el paciente. El quinto paso consiste en la realización de la cirugía glútea y el sexto en la reducción del pubis.
En séptimo y octavo lugar se llevan a cabo la plastia umbilical y el cierre de piel. El último paso en el procedimiento consiste en educar al paciente para que lleve a cabo los cuidados postoperatorios.

Riesgos de una dermolipectomia

A pesar de que conocer el procedimiento les da tranquilidad a las personas, es necesario que sepan cuáles son los riesgos. Tomar en consideración los aspectos tanto positivos como negativos de la dermolipectomia es vital para tomar una decisión. De igual forma, conocer los riesgos hará que los individuos estén más dispuestos a cuidarse si deciden someterse al proceso.
Entre las complicaciones se encuentran los hematomas, estos necesitarán ser revisados y drenados. La necrosis y el sufrimiento a nivel cutáneo son poco comunes pero constituyen graves complicaciones. Los pacientes que fuman, beben alcohol en exceso o son diabéticos corren más riesgos de presentar esas problemáticas.

¿Qué es la cirugía bariátrica?

Las cirugías bariátricas constituyen una opción viable actualmente para tratar a personas que padecen de obesidad mórbida. Quienes han fracasado en su intento de perder peso con dietas, ejercicios y medicamentos pueden recurrir a esta alternativa quirúrgica. Los pacientes que se han sometido a este tipo de cirugías no solo experimentan beneficios a nivel estético.
Además de ello, los individuos pueden experimentar ventajas que son de provecho para su salud. En este tipo de cirugías existen tres tipos de técnicas que determinan la forma en la cual se efectúa el procedimiento quirúrgico. Independientemente del proceso elegido, la persona conseguirá los resultados que busca si acude a un equipo médico profesional.

Objetivos de una cirugía bariatrica

La realización de una cirugía bariátrica tiene el objetivo de reducir aporte genérico junto la formación perjudicial de grasa. Todo esto consigue un control metabólico del consumo regular de alimentos, sin que se altere el apetito. Además de ello, con este tipo de cirugía se previene la morbimortalidad que se relaciona con la obesidad.
Al disminuir la comorbilidad, se consigue que la persona tenga una calidad mejor de vida mediante la pérdida adecuada de peso. Esa reducción en el peso corporal será prolongada pero tendrá complicaciones mínimas. Sin duda, es la cirugía bariátrica es una buena opción para quienes han intentado otros medios para perder peso sin éxito.

Procedimiento de una cirugía bariatrica

Las tres técnicas empleadas para la realización de la cirugía bariátrica son: restrictivas, malabsorvativas o mixtas. En el proceso restrictivo se disminuye el volumen que tiene la cavidad gástrica, lo que induce la pérdida del peso corporal. Al reducir la capacidad o el tamaño del estomago, se limita drásticamente el consumo de alimentos.
Por otra parte, las técnicas malabsorvativas son poco usadas debido a los altos riesgos de sufrir complicaciones al pasar el tiempo. Los procedimientos mixtos no solo reducen la gástrica capacidad, también producen alteraciones de continuidad gástrica. Además de ello, en ese proceso se interrumpe la importante absorción de alimentos y nutrientes ingeridos.

Riesgos de una cirugía baríatrica

Un individuo que se somete a una cirugía bariátrica puede sufrir vómitos persistentes, dificultades para tragar y úlceras. Otras de las complicaciones que son experimentadas en algunos casos incluyen deficiencias nutricionales y dehiscencia de la sutura. En el caso de las deficiencias nutricionales, está la posibilidad de que se produzca osteoporosis o anemia.
Por otro lado, existe el riesgo de que se rompa la línea grapada y se produzca el derrame de los ácidos gástricos. Estas complicaciones se dan en un 10% de los casos de esta intervención quirúrgica que lleva a perder peso. Al hablar de los riesgos de mortalidad, se calcula entre el 0,2% y el 1,5%, dependiendo de la técnica elegida.
De la misma manera, influyen el género y la edad de la persona que se somete al procedimiento quirúrgico. Las causas más frecuentes de mortalidad son los embolismos pulmonares y las fallas multisistémicas.

Deja un comentario!