Dermolipectomía brazos

La pérdida de peso de manera significativa, puede traer consecuencias que resultan ser bastante incomodas para las personas, como, por ejemplo, un excedente de piel colgante en los brazos. En estos casos, la dermolipectomía de los brazos es la solución ideal.

 

¿Qué es la dermolipectomía braquial?

dermolipectomia-de-brazos

Es una cirugía estética cuya finalidad es remover el exceso de piel ubicada en la zona de los brazos. Causada por diversos factores, como la edad o los cambios significativos de peso, por medio de incisiones estratégicas se retira el excedente de piel y de tejido graso para dar una mejor apariencia estética a los brazos, eliminando  y reduciendo medidas. Las técnicas utilizadas para este procedimiento pueden variar dependiendo de la complejidad del caso a tratar. Se pueden hacer procedimientos cortos que requieren incisiones pequeñas, hasta aquellos en los que las incisiones abarcan toda la extensión de los brazos.

 

¿Cómo se realiza el procedimiento?

dermolipectomia-de-brazos
La cantidad de piel excedente y el tejido graso, será lo que determine el abordaje que se le dará al caso al momento de la cirugía. De ello también depende la longitud de las incisiones que se requieran para lograr resultados positivos.

En casos en los que el excedente no sea muy marcado, puede hacerse la cirugía realizando solo incisiones transversas en la axila, que son mucho más sencillas de disimular. En casos más extensos se realiza una incisión en Y en la parte interna del brazo.

Independientemente de la extensión de las incisiones, se trata de una cirugía mayor, por lo que amerita el uso de anestesia general.

A nivel de técnica quirúrgica, el procedimiento consiste en la separación del tejido graso en profundidad de la piel para eliminar el sobrante. Una vez hecho esto, se procede a colocar unos drenajes que deberán permanecer durante las primeras 24 horas posteriores a la cirugía.

Se realizan las suturas y se coloca un vendaje especial de compresión que evita la formación de hematomas y seromas, al mismo tiempo que ayuda a disminuir la inflamación de los tejidos.

La cirugía en promedio tiene una duración de entre 3 y 4 horas y amerita una hospitalización de 1 o 2 días. Su recuperación depende en gran medida de la condición previa y el estado general del paciente, así como también de los cuidados postoperatorios que se tengan.

Es fundamental el uso de antibióticos para evitar posibles infecciones, acompañados de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios. De igual manera el uso del vendaje compresivo deberá ser sustituido por una faja para brazos.

 

¿Para quienes está indicado?

La recomendación de esta cirugía es para pacientes en los cuales una lipoescultura no sería suficiente para obtener resultados visibles.

Usualmente se trata de pacientes que han experimentado una pérdida de peso significativa, generalmente pacientes que se han sometido previamente a cirugía bariátrica.

Por lo general esta cirugía esta pensada para personas que tienen un exceso de piel y grasa que no puede ser corregida con ejercicios ni regímenes alimenticios especiales.

 

Bibliografía

Strauch, B., Greenspun, D., Levine, J., & Baum, T. (2004). A technique of brachioplasty. Plastic and reconstructive surgery113(3), 1044-1048. https://pdfs.semanticscholar.org/0dd9/27de18c8c5b51b53296d04732f0bce4ced9a.pdf

 

Deja un comentario!