Cirugías para la pérdida de peso: Liposucción y Bypass Gástrico

Hoy en día muchas personas sufren de sobrepeso, algunas consideran que necesitan eliminar grasas de sus cuerpos. En cualquiera de los casos, la liposucción pudiera ser una alternativa a considerar, aunque no es la más general. Como en toda cirugía, la liposucción y el Bypass gástrico conllevan sus riesgos pero producen los resultados deseados.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción es una intervención quirúrgica en la que se utiliza una técnica para succionar y eliminar grasas del cuerpo. Se centra en algunas áreas del cuerpo como las caderas, los glúteos, el abdomen, los muslos, brazos y cuello. Además, la liposucción también se utiliza para moldear algunas de estas áreas y así dar mejor apariencia a las personas. También se le llama lipoescultura.
Por supuesto, la gente no debe tomar con ligereza el someterse a esta cirugía, ya que implica ciertos riesgos. En cuanto a lo referente al sobrepeso, las personas pueden optar en primera instancia a someterse a una dieta. Además, pudieran optar por un régimen de ejercicios supervisados que conlleven a bajar progresivamente de peso.

Riesgos ante una liposucción

Son varios los riesgos a los que se exponen las personas cuando se realizan una liposucción, e incluso complicaciones posteriores. Una de estas es que la silueta no se les aprecie de forma normal. Esto se debe a que la piel se les puede ver marchita e incluso ondulada. Esto ocurre debido a que la grasa se elimina de forma desigual, influyendo en la elasticidad de la piel.
Los líquidos pueden llegar a acumularse de forma temporal bajo la piel, lo que se conoce también como seromas. Si esto sucede, deben eliminarse utilizando una aguja. Una embolia también es probable, porque las grasas que se desprenden pudieran quedar atrapadas y ubicarse en algún vaso sanguíneo. Las infecciones de la piel, aunque no son tan frecuentes, constituyen otro riesgo.

Preparación del paciente ante una liposucción

Para que las personas estén bien preparadas, deben establecer una buena comunicación con su cirujano. Al revisar sus historiales médicos, el medico podrá darles algunas indicaciones en cuanto a medicamentos y la alimentación a seguir. Probablemente se les recomendará a las personas que no tomen algunos medicamentos antes de la intervención quirúrgica.
Algunas precauciones a tomar incluyen el programar que otras personas los acompañen antes y después de la cirugía.

Procedimiento de la liposucción

Aunque cada cirujano pudiera seguir procedimientos particulares, hay algunos que son muy generales. Por ejemplo, identificar con círculos y marcar lineales en las partes donde se extraerán las grasas, tomando algunas fotografías. Luego inyecta un anestésico, que les va a causar alivio en cuanto al dolor, la solución estéril la utilizan para remover grasas.
Además, inyectan epinefrina para poder contraer vasos sanguíneos en las zonas a operar. Al realizar estos procedimientos, la zona afectada se hincha y endurece. Luego procede a extraer las grasas.

Resultados de una liposucción

Luego de la liposucción las personas presentarán una mejor apariencia, notando las zonas tratadas menos voluminosas, o más delgadas. Los resultados pueden ser duraderos si las personas controlan su peso e ingesta de grasas. Aunque pudieran notar algún tipo de inflamación después de la cirugía, esta desaparecerá en pocas semanas.

¿Qué es el Bypass Gástrico?

El Bypass Gástrico es una cirugía que se relaciona con perder peso, consiste en crear un saco de tamaño pequeño. Este saco se conecta partiendo del estómago hasta el intestino delgado. El propósito de este procedimiento es que los alimentos que ingieren las personas, vayan a parar a este saco.
Después pasan de manera directa hacia el intestino delgado, eludiendo así gran parte del estómago.

Riesgos del Bypass Gástrico

Toda cirugía conlleva ciertos riesgos y la de Bypass Gástrico no es una excepción. Uno de estos riesgos es que las personas pueden sangrar excesivamente, contraer una infección o experimentar formación de coágulos sanguíneos. Además, pueden reaccionar de manera adversa a la administración de la anestesia, creando problemas en los pulmones.
También están las pérdidas en lo que se refiere al aparato digestivo. La obstrucción del intestino es otro riesgo, así como el que pueda causar náuseas, vómitos y diarrea. La aparición de cálculos biliares, hernias y la hipoglucemia. La desnutrición, el que pueda perforarse el estómago y las úlceras son otras de las posibles complicaciones en esta cirugía.

Preparación de un paciente para cirugía de Bypass Gástrico

Entre las cosas que las personas deben hacer para prepararse antes de la cirugía de Bypass Gástrico, está hacerse exámenes. Deben informar al médico qué medicamentos están tomando, sean vitaminas, hierbas o suplementos dietéticos, ya que probablemente les restrinjan algunos. De la misma manera, si están tomando anticoagulantes deben informar al personal médico.
Las personas que tienen algún tipo de enfermedad, por ejemplo diabetes, deben hablar con el médico para controlar la insulina. Probablemente les modifiquen la cantidad de medicamentos que estén tomando y les pidan que realicen una rutina de ejercicios. También deben planificar que otros los acompañen en la recuperación, luego de la cirugía.

Procedimiento para la cirugía de Bypass Gástrico

Los procedimientos pueden variar dependiendo de las situaciones que presenten los pacientes a realizar la operación. Por lo general, se hace una incisión grande sobre el abdomen o se utiliza el método laparoscópico. Este método consiste en insertar instrumentos por medio de varias y pequeñas incisiones en el abdomen.
Luego proceden a cortar la parte de arriba del estómago, separándola del otro resto. Después cortan el intestino delgado, cosiendo parte del intestino directo al reservorio, y al comer los alimentos van a este reservorio. Así evitarán la mayor parte del estómago.

Resultados tras un Bypass Gástrico

Los resultados de esta cirugía para los pacientes es que ayudan a que adelgacen en un lapso de tiempo largo. Por supuesto, la cantidad de peso que pierdan dependerá de la cirugía realizada y el que sigan las recomendaciones médicas. Los hábitos que los individuos tengan, especialmente en lo referente a la alimentación, son importantes para controlar el peso.
Esta cirugía les puede ayudar a mejorar enfermedades que se relacionan con el sobrepeso, como por ejemplo enfermedades cardíacas. Además, les ayudará a controlar la presión arterial, el nivel del colesterol y la apnea que obstruye el sueño. También ayuda en el control de la diabetes, los accidentes cardiovasculares y la esterilidad.

Deja un comentario!