Abdominoplastia: Qué es, Cómo se Realiza, Riesgos y Precios

La Abdominoplastia es una cirugía abdominal que se efectúa para dar un mejor aspecto estético al abdomen del paciente. Esta intervención se realiza en personas con obesidad extrema y suele implementarse en mujeres que han tenido múltiples embarazos.
Como toda operación, la Abdominoplastia conlleva algunos riesgos es por eso que en este artículo te hablaremos de todo lo que necesitas saber sobre la Abdominoplastia.

Qué es la Abdominoplastia

Es un procedimiento quirúrgico de cirugía abdominal el cual consiste en remover el exceso de piel y de grasa que se forma alrededor de las paredes del abdomen. Este procedimiento se realiza con la finalidad de corregir los defectos estéticos del abdomen. Al corregir la cantidad de grasa, las estrías en la piel y la tensión de los músculos; el aspecto del abdomen mejora considerablemente.
Este procedimiento se le suele realizar a las mujeres que han pasado por uno o más embarazos, ya que durante esta etapa se suele producir un exceso de piel, sobre todo en los últimos meses. Esto se debe al crecimiento del bebé, por ello la piel se estira y luego del parto los resultados son un abdomen flojo y abultado.
Este procedimiento también se realiza a pacientes con obesidad, o sea que tenían niveles de sobrepeso excesivos los cuales se lograron controlar con la ayuda de tratamientos y cirugías específicas, causando una perdida excesiva de peso, obteniendo un resultado muy desagradable en la piel que rodea las paredes del abdomen.
Es importante resaltar que esta intervención quirúrgica no sirve para rebajar, es por eso que se recomienda a las personas que vayan a ser intervenidas que se encuentren en su peso ideal. Otra cosa que no soluciona del todo la Abdominoplastia son las estrías, ya que la operación solo elimina las que se encuentran en la piel sobrante que va a ser eliminada.

Cómo se realiza la Abdominoplastia

La realización de este procedimiento dep/h3ende de la intervención que se le vaya a realizar al paciente, tiene mucho que ver si la zona a tratar se encuentra debajo del ombligo o por encima del mismo. Además, se debe tomar en cuenta si el problema está afectando solo la piel o también los músculos.
Otro aspecto que se debe revisar es si el causante del problema es solo el exceso de grasa, es por esto que hay que contar con un correcto diagnóstico antes de la intervención.
El paciente el cual será intervenido se le suministra anestesia general, la operación tiene una duración aproximada de 2 a 5 horas. Por otro lado, todo dependerá del tipo de intervención que se vaya a realizar, así el tiempo de hospitalización del paciente puede prolongarse hasta 2 días.

    • El proceso de operación consiste en realizar 5 pasos.
    • Primero, se hace la dermolipectomía, esto implica extirpar toda la piel y la grasa excedente en el abdomen.
    • El segundo paso que se realiza en la operación es reconstruir la pared del abdomen utilizando suturas para juntar los músculos afectados durante el embarazo o debido a la obesidad.
    • El tercer paso que se realiza es un cierre cutáneo, esto consiste en cerrar los colgajos de piel que se formaron.
      Como cuarto paso, se realiza una recolocación del ombligo, a dicho proceso se le llama neoumbilicoplastia.
    • Por último, se lleva a cabo una liposucción de las caderas y los flancos de esta manera el contorno corporal del paciente se remodela dándole un mejor aspecto.

Al finalizar el procedimiento, los pacientes quedan con algunas cicatrices y marcas similares a las de cualquier otra operación, además la cantidad de cicatrices varía dependiendo del paciente y del tipo de intervención que se le realice. Sin embargo, las cicatrices más comunes son, una alrededor del ombligo y otra muy cerca del pubis y a los lados de la ingle.
La recuperación final tiene una duración aproximada de 4 a 7 semanas y durante ese tiempo se recomienda evitar esfuerzos grandes. Los pacientes podrán retomar sus rutinas luego de los primeros 2 meses, aunque se recomienda no abusar del ejercicio físico intenso. Cabe destacar que las cicatrices de la cirugía no se eliminan y son muy visibles en los primeros meses de recuperación.

Tipos de Abdominoplastia

  • Liposucción:

Es aquella que se realiza cuando el paciente tiene exceso de grasa en la pared abdominal, mientras que los músculos y la piel se encuentran en buen estado.

  • Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical:

Esta se realiza cuando existe exceso de piel y de grasa en la zona inferior del ombligo, en este tipo de intervención no se toca el ombligo del paciente.

  • Miniabdominoplastia con desinserción umbilical:

Este procedimiento se lleva a cabo en pacientes que tienen exceso de piel y de grasa en la zona que se encuentra por encima del ombligo.
ul>

  • Abdominoplastia con cicatriz vertical:

Esta operación se realiza cuando sobra mucha piel, en ese caso se separa el ombligo mientras resecan la piel del paciente. En este tipo de operación los pacientes quedan con una notable cicatriz vertical en la zona tratada.

  • Abdominoplastia clásica:

Esta se realiza en casos donde sobra demasiada piel y lo que se hace es agarrar la piel sobrante de la zona umbilical y unirla con la ingle y el pubis. Las cicatrices que quedan luego de la operación son fáciles de disimular.

  • Abdominoplastia circunferencial:

Esta intervención se realiza a las personas que han sufrido de obesidad excesiva y tras bajar considerablemente de peso quedan muchos pliegos de piel por todos lados, en este caso las cicatrices quedan por encima de las nalgas.

  • Abdominoplastia inversa:

Esta se lleva a cabo cuando el exceso de piel y grasa se encuentran en la región que está encima de la zona umbilical. Si el paciente es mujer se aprovecha para unir el excedente a las mamas para aumentar un poco su tamaño.

Abdominoplastia: Riesgos

Al igual que las demás operaciones, la Abdominoplastia tiene varios riesgos los cuales se pueden reducir con el correcto cuidado.

  • Infección.
  • Hematomas.
  • Riesgos causados por la anestesia, entre ellos se destaca una leve confusión mental o sufrir leves daños en las cuerdas vocales.
  • Riesgo de complicaciones pulmonares.
  • Retención de líquido en la zona abdominal.
  • Pérdida considerable de piel la cual aumenta considerablemente el tamaño de las cicatrices.
  • Extrañas posiciones del ombligo.
  • Alteraciones anormales de la sensibilidad en la piel.
  • Mala cicatrización.
  • Coágulos de sangre.
  • Decoloración de la pie
  • Dolor persistente en la zol.na abdominal.
  • Hinchazón en las piernas.
  • Inconformidad de los resultados.

Los pacientes deben tener en cuenta que todos estos riesgos dependerán de cada individuo. Además, otro posible riesgo es que se tenga que realizar una segunda intervención quirúrgica para realizar una revisión, lo que causará más cicatrices en la zona afectada. Otro riesgo peligroso que no suele ser tan común es sufrir de trombosis venosa profunda y complicaciones pulmonares.

Abdominoplastia: Precios

El precio de esta intervención puede variar dependiendo del tipo de Abdominoplastia que se le realice al individuo. Además, se debe tener presente que existen posibilidades de que se realice una liposucción la cual tendrá un valor aparte del precio por la Abdominoplastia. También, si el paciente lo desea se le reconstruirá la zona muscular del abdomen para dar un mejor acabado. Todos estos aspectos conllevan a una variante del precio en general.

Es por eso que ahora que conoces todo en cuanto a este procedimiento examina los pros y contra para saber si es la mejor opción el optar por ella.

Deja un comentario!