La dermolipectomia es una de las cirugías estéticas más demandadas en la actualidad. Es un procedimiento que ofrece excelentes resultados a la hora de mejorar la apariencia física de las personas que han sufrido sobrepeso u obesidad.

La dermolipectomia y él porque es una cirugía que ha tomado fuerza los últimos años

Una cirugía de la que pocas personas conocen, sin embargo, esta cirugía es importante tanto estéticamente como para mejorar la autoestima de la persona. Por lo tanto, he aquí la importancia de una cirugía que en los últimos años ha logrado avanzar considerablemente en aspectos tecnológicos y de técnica.

Por lo que en la actualidad se ha considerado como una de las mejores cirugías para mejorar la apariencia y obtener el cuerpo que las personas merecen mediante la ayuda de un profesional en el campo, pero antes de optar por esta intervención es importante que conozcas cada aspecto, de manera que iniciamos con su definición a continuación.

Si estás considerando someterte a uno de los varios tipos de dermolipectomías que existe, te contamos todo lo que necesitas saber.

Dermolipectomia ¿Qué es?

La demolipectomia abdominal es una cirugía quirúrgica que se enfoca a corregir o arreglar el musculo de la zona del abdomen, esto solo cuando ha perdido firmeza. Con esta técnica se logra reducir la grasa o eliminarla por completo, también el exceso de piel que es considerada sobrante luego de otras cirugías o cuando el paciente ha perdido peso rápidamente.

En muchas personas, es necesario extraer la grasa y eliminar la piel flácida, ya que esta causa incomodidad en la autoestima de la persona. Por lo tanto, la demolipectomia abdominal logra que cualquier persona pueda conseguir un abdomen plano. Además de una cintura más estrecha, ya que esto se puede reducir hasta 3 tallas máximo.

¿En qué consiste la dermolipectomía?

Esta intervención quirúrgica consiste en la remoción del exceso de grasa y de piel sobrante que permanece luego de que una persona ha tenido una pérdida de peso considerable.

Es muy útil para modelar la figura de aquellas personas que presentan una excesiva flacidez en los músculos bien sea del abdomen, de los brazos o de las piernas.

Estos problemas pueden ser causados porque han sufrido obesidad mórbida, el envejecimiento y mujeres cuya figura ha sido afectada por múltiples embarazos.

¿Cuáles son los resultados luego de la dermolipectomía?

La persona tendrá un abdomen mucho más plano y tonificado pues hay un reforzamiento de las paredes abdominales en caso de que se trate de una dermolipectomia abdominal.

Si se trata de una cirugía en las piernas o en los brazos, el paciente logrará unas extremidades mucho más esbeltas y tonificadas.

La tensión de la piel y los músculos también dará una apariencia más juvenil, reforzado en gran medida la autoestima del paciente.

¿Cómo son las cicatrices de la dermolipectomía?

Es importante que el paciente tenga en cuenta que las cicatrices del procedimiento, cualquiera que sea el tipo son bastante visibles en los primeros meses, incluso puede haber casos en los que presenten hiperpigmentación.

Luego se irán haciendo menos notorias. Al cabo de los 12 meses ya deben haber tomado su forma definitiva. Es allí cuando el cirujano realizará una valoración en caso de que se desee mejorar el aspecto de las mismas a través de un tratamiento con láser u otro procedimiento.

¿Cómo es el postoperatorio?


El proceso postoperatorio incluye la permanencia del paciente en la clínica durante 48 horas. Posterior a este tiempo, se le da de alta y debe acudir al control médico para que el especialista verifique la evolución de la herida y realice las curas correspondientes.

Luego de la intervención con esta técnica, presentará las molestias propias de cualquier cirugía durante unos días. El abdomen estará medianamente inflamado y para ello se indica la toma de analgésicos y antiinflamatorios.

El paciente deberá llevar a una faja durante un mes para ayudar a que los tejidos y los músculos intervenidos se mantengan fijos. También sirve para evitar la aparición de seromas.

Las complicaciones en el postoperatorio suelen ser muy poco frecuentes si el paciente sigue al pie de la letra las indicaciones del especialista. Esto incluye guardar el reposo por el tiempo indicado y tomar los medicamentos.

Sin embargo, hay casos de pacientes que han desarrollado necrosis, hematomas o seromas.

Respecto al reposo, cada organismo suele reaccionar de forma diferente. Sin embargo, lo usual es que a los 10 días ya el paciente pueda reintegrarse a sus actividades cotidianas.

En caso de que el paciente trabaje en un área vinculada a la actividad física o deportiva, deberá esperar por espacio de un mes para poder reintegrarse a sus labores.